lunes, 30 de abril de 2012

Asociacionismo y motivación laboral- AMET

Hay momentos, días, llamadas, conversaciones, que nos marcan en la vida... Casi siempre para bien.... Nos empujan a evolucionar y a crecer... Tanto en el terreno personal como profesional... Describiré uno que, aunque para algunos pueda parecer absurdo, a mí me abrió un mundo nuevo en el plano profesional. 
Fue curiosamente recibir una oportunidad para presentar una ponencia sobre algo que me apasionaba, en las IV Jornadas Nacionales de Enfermería del Trabajo, 2008. 
Mi debut, mi primera asistencia a cualquier reunión de tipo profesional, mi primera puesta en escena ante compañeros con gran recorrido y prestigio en el mundo de la Enfermería del Trabajo (o otros tantos sectores), y yo, jovencita, con algo pero no demasiada experiencia en la enfermería de "empresa" que el resto... Eso sí, con mucha ilusión y con ganas de comerme el mundo. 
Trabajé mucho en ello, le dediqué noches enteras, lo practiqué, soñé con el momento mil veces, me dejé aconsejar por los que sabían hablar en público, me ilusioné, tuve miedo... Llegó el momento y verdaderamente, lo disfruté. Sentí que era capaz de hacerlo y, aunque aún tenía y tengo mucho por aprender, había logrado transmitir lo que deseaba y con una respuesta positiva por parte de los allí presentes.
Pero si algo me llevé y de verdad descubrí en aquellas Jornadas fue lo maravilloso de compartir esos días con gente de tan alto nivel profesional y tanta calidad humana. A la vez que sentirme identificada y poder compartir cantidad de inquietudes profesionales, me encantó, me sentí querida, me sentí integrada en un grupo de personas de mi misma profesión, que luchan y valoran por elevar su nivel... con ganas y con motivación... Deseando acoger a gente, que como yo, fuese joven pero con ilusión. 
Ese fue mi primer contacto con la AET, de la que algunas veces ya os he hablado. Desde entonces no sólo se acrecentó en mí un interés por colaborar en temas de la profesión sino que se forjaron amistades que a día de hoy son de las más importantes y valiosas que poseo... Marisol, Araceli, Cristina... Asun... 
Por eso no dudé en seguir... Más tarde fueron las Jornadas de Madrid, donde pude colaborar como Comité Organizador... y conocí a Marta... a las grandes Cristina G e Isabel....
Después vino Orense en 2010 y Córdoba en 2011... Con Manolo Romero, Manolo Sánchez... Silvia Arranz... Gema y Begoña... ¡y los residentes de Enfermería del Trabajo! Aquí se hizo el primer concurso de Proyectos de Investigación, en el cual participamos Marisol y yo... y talleres nada despreciables!
Pero no todo es trabajo... La cena en Bodegas Campos y fiesta posterior no tuvieron desperdicio!
Es una asociación en constante evolución y mejora y cada vez merece más la pena no perderse este tipo de eventos!
El Día 21 de Mayo presentan, en el Colegio Oficial de Enfermería, la Asociación Madrileña de Enfermería del Trabajo, integrada en el seno de la Asociación Nacional. Habrá charlita y cóctel y está abierta para todo el que lo desee. ¡Ya estoy yo dándole vueltas a ver cómo poder asistir!
Os dejo el díptico de la misma, por si os animáis a ir y nos vemos!
¡Saludos y buenas vibraciones!




3 comentarios:

  1. Sigue así pequeña, que lo haces muy bien y pásate por aquí: http://enfermero9.blogspot.com.es/ que te va a gustar.

    ResponderEliminar
  2. estoy buscando información sobre si es obligatorio para una empresa con más de 50 trabajadores contar en su plantilla con un due de empresa, podrías ayudarme?

    ResponderEliminar
  3. No, no es obligatorio hasta que supere los 500, incluso en la antigua OSME era a partir de los 100.
    Para más información:

    www.insht.es/.../realdecreto391997de17deeneroporelqueseapruebaelregla.pdf

    ResponderEliminar