martes, 5 de febrero de 2013

Parada obligatoria

Con esta imagen, creo que no hace mucha falta explicar el título de mi publicación. 
Efectivamente, estoy un poco desconectada de este blog que con tanto cariño creé, pero con razón.
Por motivos puramente amorosos, me he visto abocada a dejar "temporalmente" mi puesto como Enfermera del Trabajo en Madrid. 
He aprovechado la ocasión para apostar por la Odontología, profesión que poseo desde hace menos, pero que ha supuesto mucho esfuerzo en estos últimos años. 
Nueva ciudad, nuevo hogar, nueva profesión y en definitiva, nueva vida. Estupenda ocasión para reinventarme. Y a pesar de mis reticencias iniciales al cambio, lejos de ser una experiencia traumática, está constituyendo toda una fuente de nuevas emociones, vivencias y aprendizaje. 
Aunque hay buenas expectativas laborales, por circunstancias ajenas a mi voluntad aún no he podido empezar a trabajar. Algo que necesitaba como el comer y que me resistía a reconocer. Pararme. Pararme a elegir, a asimilar todo lo vivido y a pensar qué camino tomar. Una tragedia hace unos meses y toda una oportunidad en el momento presente.Y sin darme cuenta, mirad donde me he parado. 
Es que la vida siempre se las apaña para mostrarnos su belleza, solo hay que tener los ojos bien abiertos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada